fbpx

8 secretos de las abuelas

1

Ellas son expertos en remedios caseros que funcionan para acabar con pequeños problemas en la vida de los niños, sin necesidad de medicamentos.

Por: Clara García

Sólo una recomendación, no los apliques en bebés menores de seis meses y en caso de que no presente mejoría tu hijo y persistan las molestias lo mejor es acudir al doctor.

  1. Removedor

Molestia: mucosidad pegada en la nariz.

Solución: prepara una solución salina con dos pizcas de sal y media taza de agua, remueve, toma un poco con un algodón y deja caer unas gotitas en las fosas nasales. Se remojarán y será fácil que los retires. No intentes con un bastón de algodón, ya que sólo conseguirás empujarlos al interior.

  1. Temperatura alta

Molestia: fiebre de más de 37.5 ºC.

Solución: quítale los calcetines, coloca frente a él una tina con agua tibia, primero introduce sus manitas para que juegue y después los pies, puedes agregar poco a poco más líquido frío. Ofrécele mucha agua para evitar la deshidratación. Si persiste por más de 24 horas el cuadro, lo mejor es acudir al doctor.

  1. Desinflamante

Molestia: dolor de estómago.

Solución: pica unas hojitas de menta y vértelas en una taza con agua caliente, espera a que esté tibia y dale a beber la infusión. Lo calmará porque relaja los músculos al tiempo que refresca el organismo.

  1. Quemadura solar

Molestia: ardor y enrojecimiento en el rostro por el sol.

Solución: elabora una fórmula con media taza de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana orgánico. Humedece unas gasas en la solución y coloca sobre la piel afectada.

Minimizará la irritación.

  1. Picazón de piojos

Molestia: comezón por piojos.

Solución: combina dos cucharaditas de aceite de oliva con siete gotas de aceite esencial de té de árbol, frota sobre el cuero cabelludo. Dejará de rascarse y detendrás la irritación provocada.

  1. Desintegrador

Molestia: chichón ante un golpe.

Solución: observa al pequeño que no vomite, se convulsione y tampoco permitas que se duerma inmediatamente. Unta una mezcla formada con una cucharadita de miel y un poco de sal común de cocina, la inflamación bajará de volada.

  1. Tos

Molestia: tose sin parar.

Solución: parte una toronja por la mitad y ásala en una sartén, retira y añade un chorrito de miel, dale a comer la pulpa tibia, cuida que no se queme y después acuéstalo. Se sugiere que lo ingiera antes de dormir para que guarde el calor y no tenga tos por las noches.

  1. Estreñimiento

Molestia: dificultad para evacuar.

Solución: si es mayor de seis meses, dale un poco de puré de papaya o trocitos. Colócalo boca arriba y dale un masaje en el vientre, mueve tus manos en el sentido de las manecillas del reloj. Un té de ciruelas también puede ser un gran aliado.

Son fáciles de preparar y eficientes para brindar bienestar a tu chiquitín y toda la familia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *