fbpx

7 frutas benéficas para la lactancia

Los nutrientes de la leche materna provienen de la dieta de la madre y sus reservas naturales, algunos frutos te ayudarán a mejorar su composición.

Por: Clara García

La leche materna, es el primer alimento natural para los bebés, les proporciona energía y nutrientes durante los seis meses posteriores a su nacimiento. Es vital que sea de calidad ya que interviene en el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger contra enfermedades e infecciones, incluso reduce la mortalidad de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Comer por dos es importante en la lactancia, lo que no significa que puedes ingerir alimentos sin ton ni son, más bien se refiere a la puesta en práctica de selecciones cuidadosas de alimentos, para brindarle nutrientes a tu hijo a través de la lactancia.

Opciones naturales

Qué tal si enriqueces tu régimen con algunos frutos que le añadirán nutrimentos

1. Papaya, es eficiente para aumentar la producción de la hormona oxitocina, que es la encargada de expulsar la leche para que el bebé la pueda succionar, además de generar aumento de temperatura en la piel de las madres para que le brinden calor al recién nacido. Lo mejor, reduce la ansiedad materna al regular la presión sanguínea de la madre y relajarla. Los expertos aseguran que es la responsable del instinto de protección de la mamá.
2. Fresas, su alto contenido en agua la hace muy eficaz para mantenerte hidratada mientras lactas al pequeño. Es fuente de hierro, vitamina C, potasio y magnesio necesarios para el chiquitín. Ideal por su concentración de calcio, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría la madre debe consumir al menos cinco porciones al día de calcio.
3. Plátano, valorado por su alto valor calórico que te ayudará a combatir el hambre. Es un excelente proveedor de ácido fólico necesario para continuar con el desarrollo cerebral del nene. El folato no se almacena en el cuerpo por lo que se sugiere obtenerlo a diario de diversos alimentos como este fruto. Gracias al potasio, te ayudará a mantener estables los niveles de electrólitos y líquidos para conservar un excelente flujo de leche materna.
4. Zapote, afortunadamente es fácil de conseguir en México, también proporciona calorías indispensables al menos en los primeros seis meses del bebé; pues se estima que para producir un litro de leche materna se requieren de 700 calorías, según la Asociación Española de Pediatría. Como es rico en fibras mejorará tu digestión.
5. Arándanos, famosos por sus valores antioxidantes son de gran ayuda para conservar los componentes de la leche materna y sus valores nutricionales e inmunológicos, cuando no se puede suministrar inmediatamente porque la madre regresa al trabajo. Se sugiere almacenar la leche materna congelada para preservar sus propiedades, de acuerdo con investigaciones realizadas en el Hospital Universitario La Fe, en Valencia.

6. Mangos, además de deliciosos poseen altas concentraciones de vitamina K, que es producida por la microbiota y esencial para los procesos de coagulación. Su deficiencia ocasionalmente genera un riesgo de sangrado, especialmente en los recién nacidos que todavía no tienen una micobiota madura. La madre la puede proveer a través de la leche materna.

7. Aguacate, enriquece el valioso líquido porque cuenta con ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Adicionalmente tiene grandes cantidades de ácido fólico, vitaminas C y E y potasio, fundamentales para el desarrollo del bebé. Lo mejor es que conserva estables los niveles de azúcar y colesterol en el infante.

Evítalas

- A las abuelas las enseñaron a no consumir frutas cítricas como la naranja, el kiwi, piña, limón y toronjas durante la lactancia, no es porque corte la leche, simplemente es como una medida precautoria para evitar la irritación del sistema digestivo del nene.
- Las ciruelas y cerezas, ofrecen un efecto laxante, comerlas en grandes cantidades también podría afectar el sistema digestivo del chiquitín.
- Reducir en la medida de lo posible café, y continuar con la abstinencia de tabaco. Además de eliminar el alcohol, ya que de acuerdo con Mayo Clinic provoca alteraciones en el desarrollo motor y los patrones de sueño del bebé, pues un recién nacido elimina el alcohol de su cuerpo solo a la mitad de la velocidad de un adulto.

No olvides que tu dieta además debe contener proteínas, carbohidratos y grasas. Se sugieren cinco comidas al día que incluyan alimentos de todos los grupos y que aporten 1800 calorías al día.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *