fbpx

4 regalos únicos

Sencillas actividades se convierten en herramientas, para desarrollar sus habilidades motrices e incluso, lograrán que hable o incremente su vocabulario. Lo mejor no cuestan mucho, son ideales para incrementar el vínculo entre padres y con otros pequeños.

Por: Clara García

1- Conversaciones al por mayor
En efecto, aunque sea muy pequeño es importante que tú o papá, mantengan serias conversaciones con el bebé. Científicos de las Universidades de Washington y Connecticut, escucharon aproximadamente 4000 pequeñas conversaciones, de 30 segundos entre padres e hijos, detectaron que los infantes estimulados de este modo, balbucearon tempranamente e incluso a los dos años, tenían un vocabulario de hasta 433 palabras. Sin importar el nivel socioeconómico, mientras que los que no escucharon tantas pláticas, tenían un vocabulario de 169 palabras.

También se sabe que a los bebés, les encanta mantener pláticas de balbuceos entre ellos, a pesar de que sean confusas, pues logran que los cerebros escuchen los primeros sonidos del habla, al tiempo que realizan los movimientos necesarios de la boca, antes de hablar con lo que se inician en la práctica de habilidades lingüísticas, según reportes de un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El análisis, incluso, sugiere que exponerlo a este tipo de comunicación es eficiente desde los siete meses, período en que su cerebro, ya está averiguando como hacer los movimientos correctos, para emitir palabras.

2- Fabulosas historias
De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría, debes comenzar a leerle a tu bebé, desde que es recién nacido, pues las investigaciones revelan que cuando vaya a la escuela, será una clara ventaja en su aprendizaje. Incluso cuando tenga entre 18 y 24 meses logrará entender más palabras y tendrá un vocabulario más extenso. Se logra, dado que al contarle la historia, pronunciarás palabras que no usas normalmente.

Los beneficios se multiplican si lees cuentos con dibujos:

  • Entre la edad de los 15 a los 18 meses, lograrán transferir los nombres de las ilustraciones a objetos reales, según un estudio publicado en Journal of Cognition and Development.
  • De los 18 a los 30 meses aprenderán actividades, que observe en las historias, de acuerdo con un estudio en el que les mostraron a niños de dos años, un cuento que mostraba como juntar varios objetos, después lograron imitar algunos movimientos.
  • Pueden aprender información específica de las historias, de los tres a los cuatro años, por ejemplo como se camuflan, algunos animales y cuales son o podrían ser una presa más fácil para cazar, de acuerdo con informes del estudio Young children’s learning and transfer of biological information from picture books to real animals.

3- Más que arte
Dibujar e incluso colorear a temprana edad, no le ayudará a hablar, pero si le proporcionará, estructuras sólidas para crear formas lingüísticas mentales. Pedirle que represente con un dibujo palabras, le ayudará a incrementar su vocabulario de forma simbólica. A la larga le permitirá comprender y elaborar frases.

Incluso puedes ponerle alguna música divertida y después pedirle, que dibuje algo relacionado con la canción. Los recortes de revistas son otra forma creativa, de enseñarle a etiquetar objetos y que aprenda palabras, de acuerdo con expertos de la Universidad de Cambridge.

4- Al compás de la música
Es otra experiencia relacionada con el arte, que logrará despertar su imaginación, promover su desarrollo y ayudarle a expresar emociones. Es una excelente aliada para enseñarle palabras. Un estudio demostró, que gracias a las canciones tristes o felices, logran hablar sobre su estado de ánimo, lo que le auxiliará a empezar a codificar emociones.

Tocar un instrumento le brindará la posibilidad de repetir palabras, al compás de una canción. Además de brindarle seguridad en sí mismo, pues se sentirá competente, mientras toca un pandero o un xilófono. Incluso es una excelente forma de lograr, que desarrolle sus habilidades motoras finas, al mover los músculos de dedos y manos, que después usarán para aprender a dibujar y escribir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *