fbpx

4 masajes para embarazadas

Suelen ser de gran ayuda pues al crecer el feto, el cuerpo femenino sufre transformaciones causantes de desplazamientos que pueden afectar su equilibrio.

Por: Clara García

Una de las preguntas más comunes es ¿puedo recurrir a los masajes durante el embarazo? De acuerdo con la American Pregnancy Association es posible disfrutar de ellos; sin embargo, algunos especialistas sugieren realizarlos hasta el segundo trimestre, para evitar el riesgo de aborto espontáneo en el primer trimestre, debido al aumento del flujo sanguíneo que generan.

Sólo hay que tener cuidado con los movimientos y estiramientos, que deben realizarse a un ritmo más lento y con menos presión. Tampoco están permitidos los amasamientos bruscos para evitar el riesgo de estiramiento excesivo. Siempre debes cuidar que tus movimientos o los del terapeuta sean suaves y lentos.

Advertencia

Cuando hay algunas alteraciones médicas es preciso consultar al ginecólogo para que valore la situación, ya que durante el masaje se activa el sistema circulatorio y altera el flujo sanguíneo. Tómalo en cuenta si:

- Tienes presión alta.
- Es un embarazo de alto riesgo
- Te sometiste a un trasplante de órganos.

Preciado regalo

Conforme el bebé se desarrolla en el útero, provoca que los músculos de la parte inferior de la espalda, el abdomen e incluso la pelvis se inclinen hacia adelante y genera una mala postura y hasta espasmos, lo cual ocurre aproximadamente en el quinto mes de gestación. También es común el dolor en los tobillos y los pies, debido a la inflamación; en ambos casos los masajes se convierten en tus grandes amigos.

Manos a la obra

Lo mejor es que puedes hacerlos en casa tú misma, siempre y cuando tu médico los autorice de acuerdo a tus necesidades:

- El dolor de espalda, debilita y genera cansancio por los espasmos musculares. Masaje: coloca una pelota de tenis entre la pared y tu espalda, específicamente en la zona donde sientes la molestia. Trata de deslizarte hacia arriba y abajo para obtener el masaje gracias a la bola, lentamente sentirás que la relajación te acompaña. Además funcionará como un drenaje que eliminará toxinas.

- Los dolores de cabeza, se apoderan de las gestantes debido a los cambios hormonales.

Masaje facial: será de gran ayuda para relajar la tensión e incluso controlar el exceso de grasa que se produce en estos nueve meses en el rostro. Mezcla una cucharadita de miel con leche de arroz, humedece las yemas de los dedos índice y medio, desliza de la mitad de la frente hacia las sienes, continúa desde el puente de la nariz, los pómulos y sienes, termina con suaves movimientos de abajo hacia arriba desde el cuello a la mandíbula, reposa y enjuaga tu rostro después de 10 minutos.

- Dolor en los pies: el cambio de gravedad que ocasiona el peso ocasiona dolor en las pantorrillas y los pies.
Masaje: ubica el arco del pie sobre una pelota de tenis y gírala de adelante para atrás, por espacio de tres minutos. Liberará la tensión en los tendones, impulsará la circulación e incluso te relajará.

- Tobillos hinchados: como la circulación se ralentiza aparecen.
Masaje: siéntate en una silla y gira los pies en el sentido de las agujas del reloj. Aplica un poco de aceite orgánico de coco para masajear, primero las plantas de los pies hasta llegar a los tobillos. Activarás los ganglios linfáticos que drenarán el exceso de líquido y optimizarán la circulación.

No te llevarán más de 10 minutos y si pueden reportarte beneficios.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *