fbpx

4 infecciones en el embarazo

5

 

Debido a los cambios hormonales durante el período de gestación, suelen presentarse algunas infecciones vaginales, descubre las cuatro más comunes.

Por: Ida Núñez

Por lo regular habrá la presencia de un flujo claro y sin olor, es una prueba de que la vagina está saludable; sin embargo, si hay exceso de flujo y otras señales, probablemente alguna infección se ha desarrollado. Te damos los síntomas de las más frecuentes, de acuerdo con Mayo Clinic.

Vaginosis bacteriana

Es una inflamación de la vagina que genera flujo blanco grisáceo, delgada en consistencia con un olor desagradable, es más notorio después de tener relaciones sexuales; además presenta picazón y dolor al orinar.
Causa: suele ser un cambio en el equilibrio normal de las bacterias, es decir, un crecimiento excesivo de otros micro-organismos dentro de la vagina o una infección.

Candidiasis

Una de cada tres mujeres sufrirá este tipo de infección, en diferentes períodos de su vida, pero las embarazadas tienen 10 veces más probabilidades de padecerla, de acuerdo con Infogen. Sus síntomas principales son la comezón e inflamación de la vagina, así como la aparición de un flujo espeso de color blanco, muy similar al requesón.
Causas: cuando se multiplica una levadura llamada cándida albicans, por lo regular el sistema inmunológico la mantiene en equilibrio, pero recuerda que en el embarazo las defensas son suprimidas por las hormonas, para evitar que el cuerpo femenino rechace al feto.

Infección del estreptococo del grupo B

Generalmente no presenta síntomas, pero en ocasiones desata infecciones del tracto urinario, acompañadas de una micción dolorosa y orina turbia.
Causas: es de transmisión sexual.

Tricomoniasis

Despide un flujo amarillo verdoso de aspecto espumoso y maloliente.
Causas: provocada por un parásito que se transmite a través de las relaciones sexuales, tras las cuales ocasiona ardor e irritación.

Para un diagnóstico de cualquiera de las cuatro, lo ideal es acudir con el ginecólogo lo antes posible, pues algunas desatan parto prematuro o transmisión al bebé, al momento del parto y le generarán problemas de salud.

Medidas preventivas

No podrás controlar los cambios hormonales durante el embarazo, pero hay algunas recomendaciones que serán de gran ayuda, para minimizar las posibilidades de sufrirlas:

- Prefiere las pantaletas de algodón, que facilitan la respiración.

- Evita las que sean muy ajustadas o tangas.
- Dormir sin pantaletas por las noches, será de gran utilidad.
- Prueba a utilizar un limpiador antibacterial durante tu ducha diaria, como Nosop que contiene activos naturales de manzanilla, aloe y caléndula. Aprobado dermatológica y ginecológicamente.
- Sécate bien el área genital antes de vestirte tras la ducha.
- Consume carbohidratos complejos y granos integrales, en vez de panes o bollería procesada, que contienen grandes cantidades de azúcar, para disminuir las probabilidades de infecciones.
- Prohibido el uso de duchas vaginales o sprays desodorantes.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *