fbpx

10 rituales de amor

No sólo crearán un lazo único, también le ayudaran a tener menos problemas de conducta, a medida que crezca y adquiera confianza en sí mismo.

Por: Clara García

Únicamente es cuestión de implementar algunas actividades positivas, que lograrán conectarlos y además brindarán a los nietos, beneficios en el crecimiento intelectual e incluso en un ajuste escolar efectivo.

Se trata de crear experiencias, compartir tiempo y divertirse juntos. Lo mejor es que con simples detalles, estarás implementando una crianza positiva, lo cual ayudará a los pequeños a lidiar con el estrés familiar y de la vida diaria, pues está demostrado que cuando se siente seguro, es más fácil que se relacione con otros infantes.

1. Cuando llegue a tu casa, recíbelo con un abrazo y dile que lo quieres mucho. Si se queda a dormir contigo, también hazlo cuando despierte, estará de un excelente humor a lo largo del día.
2. Al menos dedica 10 minutos a jugar con él, accede a sus peticiones de mirar las estrellas, meterte a la casita o simplemente armar legos.

3. Sorpréndelo con actividades divertidas, como jugar al escondite, brincar mientras cantan una canción o usar un títere a la hora de la comida, para hacerle bromas en la mesa. Te encantará ver sus sonrisas.
4. Antes de que se vaya de tu casa, dedícate a platicar unos cinco o diez minutos con él, sobre las experiencias que compartieron. Le puedes preguntar que le gustó de estar contigo o que no le agradó, la idea es enseñarle a compartir experiencias.

5. Si el clima lo permite, llévalo a caminar, te sorprenderá todo lo que platicará en el camino o las divertidas preguntas que realizará.
6. Asígnale una tarea para ejecutar en tu casa, como guardar las pantuflas, ordenar los periódicos o ayudarte a separar los calcetines en pares, después de lavarlos. Será su forma de contribuir y se sentirá tu aliado.
7. Lean juntos, puedes hacerlo mientras está sentado en el jardín o acurrucado en el sillón.
8. Instaura el momento de las sonrisas, sólo tienes que tocar la campana y decirle que es hora de reír. Tócala por lo menos tres veces al día. Incluso te puede servir para superar momentos tensos, como cuando está llorando porque no se quiere ir.

9. Existen momentos preocupantes cuando notas que está triste, para motivarlo a expresar sus sentimientos, dile que van a ser los actores de una obra de teatro, permite que el elija su personaje y comienza a hacerle preguntas como: ¿por qué estás triste? O ¿a qué le tienes miedo? ¿Qué podemos hacer para ayudarte? Etcétera.
10. Anímalo a enfrentar desafíos, sólo asegúrate de que no se lastime. Por ejemplo, si no puede cargar muchos objetos, cuando estás limpiando la casa y desea ayudar, indícale que debe tomar uno por uno, tal vez le tomará más tiempo, pero lo conseguirá. Le enseñarás a tener paciencia y a no vencerse.

Pero sobre todo, hazle saber que eres un soporte con el cual siempre contará, para salir adelante en situaciones adversas y positivas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *